El programa de formación deberá al menos desarrollar los siguientes contenidos mínimos:

  • Identificación de las situaciones susceptibles del uso de desfibriladores 
  • Conocimiento y dominio de las técnicas de Soporte Vital Básico e Instrumentalizado. 
  • Conocimiento y dominio del monitor de DESA, integrándolo posteriormente en las prácticas RCP y de la Cadena de Supervivencia.