Los paros cardíacos súbitos (PCS) son una de las principales causas de muerte en el mundo. El tiempo de respuesta es crítico para salvar vidas. El samaritan® PAD 350P de HeartSine fue diseñado especialmente para ser utilizado en zonas públicas. Se trata de un desfibrilador sofisticado que se puede usar en adultos y niños, con de un sistema liviano y fácil de utilizar. Su avanzada tecnología responde a las necesidades de uso en el mundo real.

El 350P utiliza el práctico Pad-Pak de HeartSine, con batería y electrodos incorporados en un cartucho desechable, lo que representa una sola fecha de vencimiento que controlar y una sola pieza que remplazar después del uso. También hay un Pak Pediátrico para uso en niños menores de 8 años o que pesan menos de 25 Kg (55 libras).

Cómo funciona

El samaritan PAD de HeartSine es un desfibrilador externo automático (DEA) que analiza el ritmo cardíaco y proporciona una descarga eléctrica a las víctimas de paros cardíacos súbitos con el fin de restablecer el ritmo normal del corazón. Este DEA es fácil de usar y proporciona señales visuales y auditivas claras para guiar al socorrista desde la colocación de las almohadillas hasta la administración de la descarga, si fuera necesaria.

Simple y sencillamente, salva vidas

Independientemente de que se trate de una persona sin entrenamiento o un socorrista profesional, los lineamientos de AHA/ERC enfatizan la importancia de una RCP eficaz para aumentar la tasa de supervivencia en casos de paros cardíacos ocurridos fuera de un hospital.

El desfibrilador samaritan® PAD 500P de HeartSine ® con asistente de RCP es el dispositivo más innovador disponible para cumplir con estas recomendaciones pues proporciona a los rescatistas datos e instrucciones en tiempo real sobre la eficacia de sus esfuerzos de RCP.

Funcionamiento

La resucitación cardiopulmonar o RCP consiste en comprimir el corazón para hacer circular la sangre hacia todos los órganos vitales al mismo tiempo que se da a la víctima respiración boca a boca para proporcionarle oxígeno.

El desfibrilador 500P brinda al rescatista instrucciones en tiempo real en relación con las compresiones, con señales auditivas como “Compresiones correctas” o “Presione más fuerte”, “Presione más rápido” y “Presione más lento”. Estas instrucciones también aparecen en la pantalla del dispositivo para garantizar que el rescatista realice la RCP más eficaz posible.

En el software viene incorporado un cardiograma de impedancia (ICG, por sus siglas en inglés), que orienta al usuario sobre la fuerza o la velocidad de las compresiones requeridas para la víctima. El ICG mide los cambios de impedancia en la cavidad torácica, lo que determina la eficacia de la RCP. Debido a que el flujo sanguíneo está relacionado con la velocidad y la fuerza con la que se aplican las compresiones, el 500P puede guiar al usuario tanto en cuanto al ritmo como en cuanto a la profundidad.

Después de recibir la instrucción “Inicie la RCP”, se oirá una señal sonora para indicar la cadencia apropiada de compresión y ayudar al rescatista a mantener el ritmo mientras realiza las compresiones. El objetivo es oír el mensaje “Compresiones correctas” y ver el color verde en el indicador mientras se realiza la RCP usando el 500P.

La desfibrilación es sencilla, lo difícil es la RCP… el samaritan® PAD 500P de HeartSine brinda todas las ventajas del 300P/350P además de contar con el innovador Asistente de RCP. Independientemente de que se trate de una persona sin entrenamiento o de un socorrista profesional, los lineamientos de AHA/ERC enfatizan la importancia de una RCP eficaz y recomiendan la intervención rápida de una persona presente que brinde RCP para reducir significativamente la mortalidad por paros cardíacos fuera del hospital.